Heladas, como prevenir el campo


Las bajas temperaturas, las heladas del invierno ... afecta al campo, a las cosechas y directamente a los cítricos como las naranjas.

En Naranjas La Motilla para prevenir que se hielen las raíces de los árboles o la fruta, se riega durante los días que se prevén heladas.

Hemos regado durante algunas horas en días alternos hasta conseguir la humedad suficiente en el suelo para combatir esta bajada de temperatura que nuestras tierras están padeciendo actualmente.

El agua hace que contrarreste el frío fuerte, ya que su temperatura está más caliente que la rociada que cae. Esto lo hacemos en todos los árboles, si hay una parte de la finca donde ya se ha recolectado, no es necesario hacer este riego, con el consecuente ahorro energético y de agua, ya que seguimos una filosofía de agricultura sostenible, de buenas prácticas y respetuosa con el medio ambiente. En estos árboles no se realiza el riego porque la previsión de heladas no es fuerte, es decir no llega a los -2 grados  durante varios días. Si esto ocurriera aunque ya no hubiera fruta en el árbol regaríamos para preservar el mismo. Este riego, se realiza en todas las variedades.

Los naranjos, mandarinos ... en estos momentos se encuentran en "parada invernal", esto significa que habitualmente no se riegan (salvo días antes de la prevención de heladas) desde octubre o noviembre hasta febrero ya que con la humedad del invierno y las lluvias no es necesario, no se le suministra ningún tipo de producto artificial.

El objetivo de Naranjas La Motilla es que la fruta engorde, coja dulzor de forma natural, por estas razones decimos que habitualmente la naranja comienza en octubre o noviembre dependiendo de la climatología, no depende del agricultor sino de lo que quiera hacer el tiempo, de ahí la importancia de cuidar y ser respetuosos con el medio ambiente, para que en cada estación del año tengamos el clima propio a cada estación.





Older Post Newer Post

Leave a comment