Un lugar
ÚNICO

Es en este paraje ideal donde nace Naranjas La Motilla. Está ubicada en Los Rosales (Sevilla), que pertenece al Valle inferior del Guadalquivir. Se trata del lugar de reunión de nuestra familia, pero también donde se producen las naranjas que comercializamos. Naranjas que ofrecemos de familia a familia. Con el olor del azahar en primavera, la finca es el mejor lugar para disfrutar del campo. Nuestras hectáreas de campo están repletas de naranjos cultivados con mucho amor.

En Naranjas La Motilla tenemos claro lo esencial que es la fruta. Nos ayuda a disfrutar de una vida longeva y sana. Nuestras naranjas contribuyen a mejorar la calidad de la alimentación, y además, dibujarán una sonrisa en ti y los tuyos, las comas o las bebas en forma de zumo. Esto lo consiguen por su inconfundible sabor, conseguido sin manipulación, sin encerar, sin golpeo, sin proceso de cepillado, sin proceso químico de aceleración del color y sin pasar por cámaras frigoríficas. Tan solo, de nuestro naranjo a tu casa

El Valle del Guadalquivir

Las tierras del Valle del Guadalquivir, por sí solas, gozan de enorme fertilidad y de componentes arcillosos. A eso ha de sumársele el sol, agua, la tipología de la tierra y la suave temperatura del invierno. Por ello, estas tierras han sido explotadas agrícolamente desde la antigüedad y se especializan en el cultivo de cítricos. Además de ser un lugar precioso, el paraje ideal para su cultivo y en Naranjas La Motilla lo sabemos.

El río Guadalquivir, a su paso entre Córdoba y Sevilla, descubre un valle cuya frondosidad, riqueza y diversidad hace que se le considere una de las zonas más productivas e importantes de España. Se trata de una referencia a nivel mundial. Además, posee un color intenso producido por la alta concentración de minerales y vitaminas. Así, todos los productos de Naranjas La Motilla poseen baja acidez y alto dulzor.

Finalmente, debemos tener en cuenta el clima del Valle del Guadalquivir. Gracias a sus más de 4.000 horas de sol al año y diferentes contrastes térmicos, aportan un aspecto, aroma y sabor únicos a los cítricos.

Nuestra familia

En Naranjas La Motilla llevamos amando y labrando la tierra desde 1902, con especial dedicación a cada producto, a cada cosecha.

La Motilla en la actualidad

En la actualidad y llegados a la cuarta generación, seguimos trabajando de la misma manera, trasmitiendo de generación en generación los valores más importantes de nuestra familia, honestidad y sinceridad, unimos la experiencia e innovación a nuestros cultivos, para momentos como el regadío: el riego es por goteo, siendo el aporte hídrico constante y dejando a las raíces coger el agua necesaria para sus frutos. Además, hace 9 años implantamos una innovación que nos permitía controlar cada momento el estado de los cítricos (sabes con exactitud dónde y cómo se encuentran nuestros frutos). Gracias a ello, en Naranjas La Motilla pudimos también implantar un sistema de gestión basado en certificaciones que avalan calidad y seguridad alimentaria de los productos. Eso hace que nuestras naranjas sean las mejores, te lo podemos garantizar.

Experiencia, conocimiento y buen hacer

Es decir, la experiencia, conocimiento y buen hacer están presentes en la familia desde nuestros comienzos. Transmitiendo de familia a familia las formas de cultivar, una naranja de gran calidad, respetando el medio ambiente y primando el sabor. Naranjas La Motillla posee el certificado en protocolo internacional de calidad y seguridad alimentaria GLOBALGAP, que se preocupa de los siguientes aspectos:


-Inocuidad alimentaria y trazabilidad

-Medio ambiente (incluyendo biodiversidad)

-Salud, seguridad y bienestar del trabajador

-El bienestar animal

-Incluye el Manejo Integrado del Cultivo (MIC), Manejo Integrado de Plagas (MIP), Sistemas de Gestión de Calidad (SGC) y Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP)