Patatas Hasselback

Patatas Hasselback

Cuando la patata es el ingrediente principal de una receta, debemos asegurarnos de que la calidad de ésta sea superior: ello nos va a garantizar un resultado espectacular en nuestro plato y en nuestro paladar.

Y esto es importante, principalmente, en recetas simples y con pocos ingredientes -pero de mucha calidad- en las que intentamos darle el valor que se merece al sabor de la patata, sobre todo si son patatas nuevas de la Vega del Guadalquivir como las de Naranjas La Motilla.

Nuestras patatas están cultivadas con el máximo esmero, en la forma tradicional y aprovechando todas las bondades de una tierra y de un clima perfectos para producir una patata exquisita y con un sabor que realza cualquier plato, ya sea como acompañamiento o como ingrediente principal, como es el caso de la receta que hoy traemos.

Patatas Hasselback

Además, gracias a Naranjas La Motilla, se puede disfrutar de las grandes ventajas de comprar patatas online: en muy poco tiempo, recibirás en tu casa una patata nueva, nacional y con una calidad que te sorprenderá.

Las patatas Hasselback es una receta de origen sueco que admite muchísimas variaciones. Cada uno puede hacer su propia versión de estas patatas añadiéndole los ingredientes que más sean de su gusto. En nuestro caso, vamos a optar por una receta sencillísima, con muy pocos ingredientes, con la finalidad de que el verdadero protagonista del plato sea el sabor de la patata.

Tanto las fotos como la receta son de Belén Casal, del blog www.cupcakesagogo.com.

Ingredientes para las patatas Hasselback

  • Patatas nuevas de Naranjas La Motilla
  • Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano fresco (o nuestra aromática preferida: romero, tomillo, salvia…)
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

Lavamos las patatas muy bien con agua y la ayuda de un cepillito, y sin pelarlas las cortamos en rodajas como de 5-6 mm sin llegar a cortarlas hasta el final, como un acordeón.

Majamos el ajo junto con el resto de los ingredientes y el aceite y pintamos bien las patatas poniendo especial atención en que queden bien impregnadas por dentro.

Dependiendo del tamaño de las patatas, éstas deberán estar más o menos tiempo en el horno. Lo ideal es ir comprobando cada cierto tiempo si están ya bien asadas, pero, como orientación, unas patatas de tamaño mediano deberán estar entre 30 y 40 minutos a una temperatura de 180 º.



Älterer Post

Hinterlassen Sie einen Kommentar