¿Cómo conservar las patatas?


Conservar las patatas en perfectas condiciones y por un largo tiempo, es posible si seguimos unos poco consejos que a continuación vamos a exponer. De esta forma, podemos comprar patatas en una buena cantidad y tenerlas siempre a disposición con todos sus beneficios y su sabor intactos.

Éstos son los requisitos principales para la conservación de las patatas:

Ventilación

En primer lugar, tenemos que tener presente que las patatas son un tubérculo que, para su correcta conservación, necesitan aireación. Por lo tanto, es un error guardarlas en bolsas de plástico o envases que no permitan la circulación del aire.

El recipiente más adecuado es el que permite que el aire fluya, por ejemplo, una bolsa de tela de rejilla o una caja de madera (como las cajas en las que Naranjas La Motilla envía sus patatas) que tuviera rendijas y que favoreciera dicha aireación. También podemos poner, por ejemplo, en la base de la caja, papel de periódico.

Temperatura fresca

Otro de los elementos importantes a la hora de conservar bien las patatas es la temperatura. En ambientes muy cálidos, las patatas perderán agua y comenzarán a germinar, saliéndole los brotes que todos hemos visto alguna vez. En ambientes demasiado fríos (como el que tiene el frigorífico), el sabor de la patata cambia y se vuelve más oscura, por lo que tampoco es aconsejable. 

Lo ideal es conservarla, en la medida de lo posible, en torno a los 10 grados centígrados. Con esas condiciones (como las que se dan en una bodega o un sótano), las patatas tendrán una vida más larga en perfecto estado.

Oscuridad

La luz, el exceso de la misma, es otro de los enemigos de la conservación de la patata. Si este tubérculo se expone a la luz, aumentan en él sustancias como la clorofila (que hacen que se vuelvan de color verde y se pongan amargas al paladar) y la solanina, una sustancia con la que la patata se protege de forma natural de los hongos y de los insectos, pero que consumidas en grandes cantidades por el ser humano, puede llegar a ser tóxica. 

Por lo tanto, la oscuridad es otro de los factores importantes para que las patatas se conserven en perfectas condiciones durante mucho tiempo. 

Guardarlas solas

Y, por último, es aconsejable no almacenar las patatas junto a otros vegetales. Si se guardan junto con otras verduras o frutas, éstas pueden producir en las patatas que se estropeen más rápidamente. 

En resumen, las condiciones ideales para conservar las patatas durante mucho tiempo y que éstas mantengan todas sus características y beneficios intactos son:

  • un lugar ventilado y que permita la circulación de aire;
  • un lugar oscuro;
  • un ambiente fresco
  • y, por último, almacenarlas solas, no junto a otros vegetales. 


Älterer Post Neuerer Post

Hinterlassen Sie einen Kommentar