Healthy Offices, estrategias en el mundo laboral


El 85% de los empleados reconoce el bienestar como factor clave en el mundo empresarial.

Empezamos con este dato que es muy significativo y aclaratorio de las nuevas tendencias, nuevos espacios de trabajos que tienen en el centro de la diana al trabajador, a la persona.

El compromiso de las compañías con la sociedad está evolucionando y es mucho más sensible, si hace años la mayor preocupación en sus estrategias era la sostenibilidad, la eficiencia…a día de hoy se ha dado un paso más en busca de espacios de trabajos que se adapten a las necesidades reales de sus empleados.

Este nuevo concepto de compañías acuñados en las "healthy offices" adoptan hábitos de vida saludables integrados en sus planes estratégicos, dentro del marco corporativo de la misma.

Los departamentos de recursos humanos, que a día de hoy están en una plena ebullición de cambios incluso de su nombre: "Talento Humano", "Gestión de Talento Humano", "Gestión de Capital Humano", etc... adoptan planes estratégicos donde el concepto de "healthy offices" es el punto de partida (global) para desarrollar dichas estrategias, donde podemos diferenciar cuatro pilares enfocados en el trabajador:

  1. La estrategia.
  2. El desarrollo.
  3. El potencial.
  4. La flexibilidad.
  • Acciones profundas dirigidas a los empleados, donde engloban programas completos para contratar, capacitar y retener a los mejores trabajadores.
  • Son muchos los estudios que aseguran que el desarrollo profesional de los empleados dentro de las organizaciones es primordial para mantener el talento de los mismos, ya que antiguamente sólo se centraban en pagos, días de vacaciones y tareas rutinarias.
  • Integración de todos los miembros de la empresa en los planes estratégicos ante los viejos modelos jerárquicos: esto provoca un gran beneficio y aceptación, al ser partícipes a los empleados de dichos planes, no provocando rechazo y siendo asumidos por todos.
  • Flexibilidad ante el hermetismo, ofrece al trabajador la iniciativa y responsabilidad de sus actos para gestionar su propio tiempo, sin perder el objetivo de la organización y los resultados empresariales.

A estos cuatro puntos anteriores, se suman el manejo de varias generaciones conviviendo en la misma organización. Esto hace aún más importante el concepto de "healthy Offices".

La edad ha dejado de ser un indicador de experiencia, profesionalismo... irrumpen en el mercado actual la generación X, los Millenials, etc que necesitan distintos métodos de gestionar su talento. La capacidad de atracción que deben de tener las organizaciones debe ser diferente, adaptarse a los nuevos perfiles sociales del trabajador, es vital para su contratación.

Mejorar la nutrición de sus empleados, la forma física, el estado de ánimo, diseñar oficinas pensando en la salud y bienestar es una apuesta de futuro, con un elemento diferenciador donde los esfuerzos se enfocan en satisfacer el mayor activo de las compañías, el trabajador.

Para ello, las organizaciones empiezan a ver las ventajas de las "healthy offices". Las medidas saludables quedan palpables en el bienestar y satisfacción de los empleados, se incrementa la productividad, influye de forma muy positiva en la atracción y retención del talento. El resultado es una mejor imagen empresarial, donde se proyectan los valores en el plano corporativo.

Cada vez más son las empresas concienciadas en implementar políticas saludables, que marcarán el buen desarrollo de sus oficinas. El nuevo empleado busca entre sus prioridades laborales empresas comprometidas que ofrezcan planes y acciones saludables a sus empleados, que aumenten su felicidad…algo que es, o debería ser, una de las principales preocupaciones de cualquier empresa.







 



Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario